Arquitectura Moderna

Morfología de las sombras

La forma aparente en Casa Curutchet

Progresada la exaltación purista de la década del 20, prevalece en la indagación arquitectónica de Le Corbusier el análisis de los aspectos cualitativos de la volumetría. Lo que en origen era una construcción de estricta linealidad donde la arquitectura tomaba cuerpo mediante un volumen legible, con el correr de los años se transformó en una composición más articulada, compuesta por la sumatoria de elementos formales independientes que actúan con mayor profundidad en la definición de la cualidad plástica del objeto.

El carácter escultórico del objeto arquitectónico es consecuencia de la correlación de una serie de elementos que actúan en una equilibrada convivencia bajo el influjo de la luz. El resultado confronta datos perceptivos táctiles en dos universos formales, uno preciso y otro aparente.

La forma material es precisa e invariable, resultado de una génesis constructiva que sigue estimulando su carácter bajo los patrones de la geometría, pero el efecto mutable de las sombras que proyectan los sólidos y de la iluminación cambiante que la disipa, alteran los rasgos perceptibles de la forma física y producen una percepción imprecisa y variable de la forma.

Continuar lectura del artículo completo

B